CIUDAD DE VALENCIA

Valencia (en valenciano y cooficialmente,[cita requerida] València) es un municipio y ciudad españoles. Se trata de la capital y mayor ciudad de la provincia homónima y de la Comunidad Valenciana. Cuenta con 814.208 habitantes (INE 2009), siendo el tercer municipio por población de España. Su área metropolitana tiene 1.556.691 habitantes.

La ciudad es conocida popularmente como el Cap i Casal, la Capital del Turia y, durante los siglos XVII y XVIII como la ciudad de las 1.000 torres. Situada a orillas del río Turia, se fundó como Valentia Edetanorum en el año 138 a. C., siendo cónsul romano Décimo Junio Bruto Galaico.

Anteriormente fue también capital de la extinta comarca de la Huerta de Valencia, que en 1989 se disgregó para formar las comarcas de la Huerta Norte, Huerta Sur, Huerta Oeste y Ciudad de Valencia, quedando así el municipio constituido como la única ciudad-comarca de la Comunidad Valenciana.

Toponimia

El topónimo Valencia deriva del término latino Valentia Edetanorum, que le dieron los romanos al fundarla. Dicha denominación puede traducirse como “Valor (o Fuerza) en la tierra de los Edetanos”, y se enmarca en la costumbre, ya practicada en Italia en el siglo II a. C. de fundar colonias con topónimos alegóricos de virtudes militares. Los árabes la denominaron مدينة التراب (Madīna at-Turab, “Ciudad de la Arena”), por estar emplazada en la orilla del río Turia, mientras que reservaron el término بلنسية (Balansīa) para la totalidad Taifa de Valencia. Sin embargo, para la época de Abd al-Aziz la ciudad había recuperado para sí el nombre de Balansīa,que pasaría a ser Valencia, València en valenciano, tras la conquista de Jaime I.

Símbolos

Los símbolos heráldicos de la ciudad de Valencia son:

  • La bandera de la ciudad de Valencia.
Es la Real Señera, Señera Coronada, o Señera tricolor, siendo asimismo la bandera de la Comunidad Valenciana. El origen de la Señera Coronada data de Pedro el Ceremonioso, el cual en reconocimiento a la resistencia opuesta por Valencia a Pedre el Cruel de Castilla durante la Guerra de los dos Pedros (1356-1365), le concede a la Ciudad de Valencia el derecho a utilizar sobre sus armas la corona real.
La Señera valenciana o Senyera coronada, queda establecida de la siguiente manera: «La Bandera de Valencia es la tradicional “Señera” compuesta por cuatro barras rojas sobre fondo amarillo, coronadas sobre franja azul junto al asta.»
  • El escudo de la ciudad de Valencia.
El origen del escudo viene de Pedro el Ceremonioso, quién concedió a la Ciudad de Valencia el derecho a utilizar sus armas y la corona real, como reconocimiento a la resistencia opuesta por Valencia a Pedro el Cruel de Castilla durante la Guerra de los dos Pedros (1356-1365). Además, se añadió una “L” a cada lado del escudo, simbolizando la lealtad de la ciudad en los dos asedios que sufrió en la guerra con Castilla. De este modo, el origen del escudo de la ciudad de Valencia, se remonta al siglo XIV, cuando se adoptó como divisa las propias armas reales sobre un escudo en forma de “cairó”, con los cuatro palos de gules sobre campo de oro.
El emblema con una representación del escudo que utiliza el Ayuntamiento de Valencia garantiza su uso institucional, a pesar de no estar oficializado en el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOGV). El escudo tiene el siguiente blasonado:
En escudo losanjado, campo de oro con cuatro palos de gules, dos eles coronadas como tenantes y en la parte inferior dos ramas de laurel. Al timbre, corona real abierta surmontada de un murciélago, visto de frente y con las alas extendidas, de sable.
Hasta el reinado de Pedro el Ceremonioso, la ciudad utilizó como armas propias un escudo alusivo a su emplazamiento: “Una ciudad amurallada sobre olas”. Este emblema aparece representado en uno de los primeros sellos municipales (1312) y en el escudo esculpido en la puerta gótica de la Catedral de Valencia.
Geografía
Emplazamiento
La ciudad de València se encuentra en la costa mediterránea de la Península Ibérica, justo en el centro del golfo de Valencia sobre la gran llanura aluvial que forman los ríos Júcar y Turia, a orillas del que se encuentra la ciudad, alejada de las montañas. El Monte del Puig se encuentra en unos 12 km al norte de la ciudad, y unos kilómetros más hacia el noroeste se encuentra la Sierra Calderona, principal estribo montañoso cerca de la ciudad, de la que también es su pulmón verde.La ciudad antigua estaba ubicada a orillas del río, a unos cuatro kilómetros del mar, dónde antiguamente sólo estaba el Grao de Valencia, el cual actualmente está unido al resto de la ciudad y forma parte del distrito conocido como Poblados Marítimos. El motivo por el que se fundó la ciudad lejos de la costa es que en tiempo de los romanos la zona costera era un humedal, con una costa baja y arenosa, como en casi todo el golfo de Valencia.
Además, la ciudad de Valencia ha sido tradicionalmente el gran núcleo urbano de una comarca natural denominada Huerta de Valencia; sin embargo, según la división comarcal autonómica de 1987 el municipio forma una comarca por sí sola, llamada Ciudad de Valencia. De este modo, la comarca coincide con el término municipal de la ciudad, que engloba a la ciudad y a sus pedanías, extendiéndose por el sur a través del Parque Natural de la Albufera. 

Límites
La ciudad de Valencia limita con las comarcas de la Huerta Norte, el Campo de Turi, la Huerta Oeste, la Huerta Sur, la Ribera Baja, y al este con el Mar Mediterráneo. En cuanto a municipios, la ciudad y sus pedanías colindan con los términos municipales de Alboraya, Tabernes Blanques, Burjasot, Paterna, Mislata, Chirivella, en las pedanías del norte con Almácera, Vinalesa, Alfara del Patriarca, Moncada, Bétera, Rocafort, Godella, Masamagrell, Masalfasar, Albalat dels Sorells, Albuixech, Foyos y Meliana, en las del oeste con Cuart de Poblet, en las del sur con Picaña, Paiporta y Sedaví  y por la Albufera con Alfafar, Massanassa, Catarroja, Albal, Silla, Sollana y Sueca.
Historia
Valencia en la antiguedad
Recientemente se han encontrado restos arqueológicos de los siglos IV y III a.C. Estos restos son las referencias más antiguas de las que tenemos constancia y demuestran que ya antes de la fundación de la ciudad romana, en lo que hoy es la ciudad de Valencia y su huerta, ya existía actividad humana. Las últimas investigaciones demuestran que Valencia y su entorno, hoy incluido dentro del entorno urbano, formaban parte de una ruta comercial de cerámica de lujo.
En 138 a. C. Valencia se fundó con el nombre de Valentia Edetanorum por el Imperio romano, mientras era cónsul romano Décimo Junio Bruto (siendo una de las ciudades más antiguas de la España actual). Valentia fue fundada por 2000 colonos sobre una de las terrazas del Turia. Es una ciudad clásicamente romana en todas sus concepciones, ya que está ubicada en un lugar estratégico cerca del mar, una isla fluvial por donde pasaba la Vía Augusta, que comunicaba la actual Andalucía (Bética) y Roma. El núcleo principal estaba en el entorno de la actual Plaza de la Virgen y la catedral. Allí se encontraba el foro y el cruce de las dos calles principales (Cardo N-S y Decumano E-O), ambos ejes siguen hoy en el trazado de la ciudad y serían las actuales calles Salvador-Almoina la primera y Caballeros la segunda.El año 75 a.C fue destruida en la guerra entre Pompeyo y Sertorio, y fue abandonada durante unos 50 años. En el siglo I, la ciudad de Valencia ya había recuperado la población, y se comenzó a construir grandes obras de infraestructura. A mediados del siglo I tiene lugar en la ciudad un considerable crecimiento urbano. En el siglo III inició otra época de decadencia, como en el resto del Imperio Romano, y a comienzos del siglo IV ya empieza a conformarse una primitiva comunidad cristiana. Con la caída del Imperio, la ciudad fue ocupada por los visigodos y formó parte de diversos reinos peninsulares.
La Balansiya musulmana
La etapa inmediatamente posterior a la conquista musulmana del año 711 constituye un periodo oscuro, del cual no se tiene demasiadas referencias. La ciudad debió estar muy despoblada; de hecho, aparte de Balansiya, la urbe recibió durante unos siglos el nombre de Medina al-Turab, que quiere decir ciudad del barro o del polvo, por el estado de abandono en que se encontraba. Durante el Emirato de Córdoba Abd allah al-Balansi ejerció un tipo de gobierno autónomo sobre el área valenciana, pero más allá de los hechos políticos, la cuestión verdaderamente trascendente es la entrada dentro la órbita del Islam de la ciudad, que en poco tiempo cambió de lengua, religión y costumbres.El mayor auge de la ciudad empezó con los reinos de taifas (siglo XII), uno de los cuales era el de Balansiya.ç La ciudad creció, y en tiempos de Abd al-Aziz se edificó una nueva muralla (siglo XI), de la cual todavía se conservan restos por toda Ciutat Vella. A finales del siglo XI Rodrigo Díaz de Vivar, un mercenario de fortuna, entró en Valencia, la cual estuvo en manos de las tropas cristianas de 1094 a 1102. Al poco de su muerte, los almorávides recuperaron la ciudad y restauraron el culto musulmán. El año 1171 Valencia pasó a ser de dominación almohade.
La reconquista y el siglo de oro de Valencia
En 1238, la ciudad fue conquistada por Jaime I con ayuda de tropas de la orden de Calatrava. Se realizó el reparto de las tierras como queda testimoniado en el Llibre del Repartiment. En 1251 se crearon los Fueros de Valencia (els Furs) que años después se hicieron extensivos al resto del Reino de Valencia.Según los datos sobre la capitulación de la ciudad, tenía el Reino de Valencia una población compuesta por 120.000 musulmanes, 65.000 cristianos y 2.000 judíos y gracias a la capitulación y los pactos que a ella llevaron, la población valenciana pudo mayoritariamente seguir en sus tierras. Así según el historiador árabe Hussein Mones de la Universidad de El Cairo estas fueron las palabras que el rey Zayano  dijo a Jaime I en la entrega de las llaves de la ciudad:[ 

“En la ciudad de Valencia conviven musulmanes, gente noble de mi pueblo, junto a cristianos y judíos. Espero que sepa gobernarlos para que continúen viviendo en la misma armonía y para que trabajen esta noble tierra conjuntamente. Aquí, durante mi reinado, salían procesiones de Semana Santa y los cristianos profesaban su religión con toda libertad, ya que nuestro Corán reconoce a Cristo y a la Virgen. Espero que usted conceda el mismo trato a los musulmanes de Valencia.”

En 1348 la Peste Negra y sucesivas epidemias diezman la población de la ciudad mientras estalla una revuelta ciudadana contra los excesos del rey, la guerra de la Unión.[ En 1363 y 1364 la ciudad repele por dos veces el asalto de las tropas castellanas. Como premio, el Rey Pedro el Ceremonioso concede a la ciudad el título de “Dos veces leal”, que queda representado por las dos L que ostenta el escudo de la ciudad. En 1391 los cristianos asaltan el barrio judío, y los obligan a convertirse al cristianismo, posteriormente en 1456 los árabes de la ciudad siguen su misma suerte. Valencia fue Capital de una de las dos Gobernaciones en las que se dividía el reino: la de Valencia y la de Orihuela.

Mientras que el siglo XV fue el de mayor expansión y crecimiento de la cultura valenciana. Es conocido como el El Siglo de Oro Valenciano, ya que viene acompañado de un crecimiento demográfico que situó a la ciudad como la más poblada de la Corona de Aragón. Se reactivó el comercio con la creación de la Taula de canvis, y al erigirse la Lonja de la Seda y de los Mercaderes (1482). Se imprimió en Valencia Obres e trobes en lahors de la Verge Maria el primer libro impreso en España, en valenciano, y se produce un gran auge de las obras escritas, como el Tirant lo Blanch de Joanot Martorell . En 1502 se funda la Universidad de Valencia bajo el nombre de Estudi General.

Valencia en el Imperio Español
A raíz del descubrimiento de América, la economía europea empezó a bascular hacia el Atlántico, en detrimento del Mediterráneo. Pese a la unión dinástica con Castilla, la conquista y explotación de América era una tarea exclusiva de Castilla, y los valencianos , al igual que los catalanes, aragoneses y mallorquines, tenían vedada la participación. Frente esta situación, Valencia entró en una aguda crisis económica, que se manifestó pronto con rebelión de las Germanías (1519–1522), una revuelta social en contra de la nobleza, la cual había huido de la ciudad ante una epidemia de peste en 1519. Esta revuelta acabó con una cruel represión para los caudillos agermanados por parte de la Virreina Germana de Foix y supuso la aceleración del proceso centralizador autoritario monárquico de Carlos I.La crisis se acentuó durante el siglo XVII con la expulsión de los moriscos el 1609, los cuales suponían casi un tercio de toda la población del reino.
Valencia con los Borbones
La decadencia de la ciudad y del reino tocó fondo con la Guerra de Sucesión Española (1702-1709) que significó el fin de la independencia política y jurídica del Reino de Valencia, al derogar Felipe V los Fueros de Valencia, ya que el Reino de Valencia se alineó con el Archiduque Carlos de Austria.Después de la victoria borbónica en la batalla de Almansa, 25 de abril de 1707. y como castigo, los fueros de Valencia fueron derogados , y se introdujo el fuero castellano como ley básica mediante los Decretos de Nueva Planta, promulgados por Felipe V. Así mismo dicho Rey cambió la Capitalidad del Reino de Valencia a Orihuela como modo de ultrajar a la ciudad, donde ordenó que se reuniera la Audiencia con el Virrey de Valencia, el Cardenal Luis de Belluga, obispo de Cartagena. Belluga se opuso al cambio de capitalidad habida cuenta la cercanía de Orihuela como centro religioso, cultural y ahora político a Murcia (capital de su otro Virreinato y de su Diócesis),así, habida cuenta su odio a la ciudad de Orihuela a la que bombardeó y saqueó sin cesar durante la Guerra de Sucesión, abandonó el Virreinato de Valencia como medio de protesta ante el Rey Felipe V quien finalmente devolvió la Capitalidad a Valencia. Con la nueva planta, es decir, la abolición de los fueros valencianos y el acomodo del Reino y de su capital a las leyes y costumbres de Castilla, los cargos del gobierno municipal dejaron de ser electivos, y pasaron a ser de designación directa del monarca, ocupados a menudo por aristócratas foráneos. Valencia se hubo de acostumbrar a ser una ciudad ocupada, con presencia de tropas acuarteladas a la Ciudadela, junto al convento de Santo Domingo, pero también en otros edificios, como por ejemplo la misma lonja, que fue cuartel hasta 1762. 

El siglo XIX comenzó con España encadenando guerras con Francia, Portugal o Inglaterra, pero sin duda, fue la Guerra de la Independencia la que más afectó a tierras valencianas y concretamente al “Cap i Casal”, la capital.

En la Guerra de la Independencia española contra el ejército de Napoleón, más conocida como la guerra del francés, los franceses atacaron la plaza de Valencia el 28 de junio de 1808 en la Primera Batalla de Valencia. La ciudad sin embargo terminará por caer en manos francesas (conquistada por el mariscal Suchet) el 8 de enero de 1812 tras un largo asedio, situación que se prolongará hasta el final de la guerra en 1814. Tras la capitulación, los franceses impulsaron algunas reformas en Valencia, llegando a ser capital de España cuando José I, trasladó aquí la Corte, en el verano de 1812.

Con la retirada de los franceses, el general Elío en Valencia, organizó una revuelta militar que sirvió para reponer en el trono de España a Fernando VII “el Deseado”, e iniciar el Sexenio Absolutista (1814-1820).
En los años siguientes y como consecuencia de la legislación sostenida por la Constitución española de 1812, que ordenaba la formación de ayuntamientos en todas aquellas poblaciones que rebasaran el mínimo de vecinos estipulado por la ley, numerosas pedanías próximas al núcleo urbano de la ciudad de Valencia en situación legal confusa se constituyen en municipios (Ruzafa, el Grao, etc).Entre 1850 y 1851 es alcalde de la ciudad Vicente Rodríguez de la Encina y Falcó de Belaochaga, director de la Casa de Beneficencia municipal, promotor del Banco de Valencia y director de la Sociedad Valenciana de Aguas Potables (fundada en 1846). En 1850 se termina la instalación de la red de agua potable.
Durante el reinado de Isabel II se instituye el Ducado de Valencia, asociado a un título nobiliario y sin mucha repercusión administrativa
En 1850, durante la posguerra, se instala la red de agua potable y en 1882 empieza la distribución de luz eléctrica en la ciudad. Se consolida el crecimiento de la ciudad y se derriban gran parte de las antiguas murallas árabes.En 1860 el municipio cuenta con 140.416 habitantes. En 1858  los arquitectos Sebastián Monleón Estellés, Antonino Sancho y Timoteo Calvo diseñan el Proyecto General del Ensanche de la Ciudad de Valencia, que prevé el derribo de las murallas para permitir la expansión de la ciudad (se reproduce una segunda versión en 1868). Ambos proyectos no obtienen la aprobación definitiva pero sirven como base para el crecimiento de la ciudad. A partir de 1866 se derriban gran parte de las antiguas murallas árabes de la ciudad a fin de facilitar la expansión urbana de la misma. Durante la Revolución Cantonal de 1873, se articula en el Cantón Federal de Valencia (proclamado el 19 de julio y disuelto el 7 de agosto), al que se adhieren la mayoría de los municipios de las comarcas próximas. 

http://es.wikipedia.org/wiki/Valencia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s